entrada2Mi mujer tenía ganas de probar un trío pero yo soy algo celoso pero también quería cumplir sus fantasías, así que se me ocurrió hacer el trío con mi hermano, pues de él me podía fiar y más si yo se lo pedía. Él accedió con mucho gusto y mi mujer y yo preparamos una buena fiesta en casa para que él se sintiera cómodo.

Mientras estábamos en el sofá mi hermano como que le daba vergüenza y no sabía por donde empezar, así que fui yo el que tomó la iniciativa y empecé a comerle la boca a a tetona de mi mujer hasta que él se animó a tocarle las tetas. Finalmente meintras yo la penetraba a toda máquina ella le comía el rabo a mi hermano y luego al revés, hasta que ya no podíamos más y como somos buenos hermanos nos corrimos en la cara de mi mujer los dos a la vez.