Mi hija ya tiene edad de saber lo que es el sexo y como soy tan buena madre, no se lo explico, se lo enseño de primera mano. Tan sólo empecé a comerle la polla a mi marido mientras mi hija estudiaba en la mesa de enfrente.

Ella estaba nerviosa e incómoda porque lo estuviéramos haciendo delante suyo así que pensé en traérmela y que fuera mi marido el que se la follaba mientras ella me lamía el chocho.

Descargar Vídeo