entrada2Un policía secreto detuvo a su propia cuñada a la que engañó con una simple cita para llevársela a los calabozos y hacerle unas cuantas preguntas porque pensaba que estaba ejerciendo la prostitución en plena calle pública. No era una puta, pero si muy puta pues al llegar se empezó a desnudar para él y estaba tan buena que el hermano de su marido hizo el descanso antes de hora sólo para poder follársela al lado de las celdas.