Me fije hace un tiempo en las miraditas que se echaban mi padre y mi tía pero no me imaginaba que iba a descubrirlo de la peor forma posible. Resulta que toda la familia nos fuimos de vacaciones a una casa en el campo, mis padres yo y mis tíos con los cuales nos llevábamos muy bien, así que íbamos disfrutando de la naturaleza hasta que un día me dio por irme a bañar al lago, encontrándome una situación bastante incomoda. Mi padre estaba abrazado a mi tía, algo normal dentro de la familia pero cuando puse el zoom al móvil para ver que ocurría resulta que se la estaba follando dentro de el agua sin que se percataran de mi presencia, que lo estaba grabando todo desde mi móvil para luego pedir las explicaciones oportunas.