Desde hace cinco años estoy casado con una preciosa chica que conocí en el bar de la Universidad cuando los dos cursábamos la carrera de Filosofía y que desde entonces hemos estado muy enamorados. Pero desde hace un tiempo la he notado mas distante y fría conmigo, con menos tacto y con una falta de cariño evidente que me hizo sospechar ya que a ciertas horas que debería estar en casa no cogía el móvil siempre alegando que no lo escuchaba. Coloque unas cámaras en casa para ver que es lo que ocurría riéndome por la tontería de dudar por si mi mujer hacía algo.

Y quizás no las debería haber colocado nunca por que el primer día ya grabe que mi vecino, un maduro aunque atractivo hombre se la follaba en nuestra cama, apenas unas horas después de haberme ido y que tras tres días de grabar se cumplía el mismo patrón a la misma hora. Lo peor de todo es la negación de mi mujer de lo que ocurría incluso cuando le enseñe los vídeos porno enfadándose hasta llegar al punto de echarme ella de casa, increíble.