entrada2Estaba esperando a que mi novia llegara de trabajar para invitarla a cenar, pero yo ese dí me comí el postre antes sin que ella lo supiese. Su hermana tetona está deliciosamente rica, con unas tetas preciosas que siempre deja entrever con grandes escotes.

La muy guarra se puso ante mi a bailar y enseñármelo todo. Fue desnudándose mientras yo miraba cada vez más cachondo como se masturbaba para mí. No pude resistirme y me bajé los pantalones para que ella se amorrase a mi dura polla que se moría de ganas por petarle el rico coño de mi cuñada. Ella se tragó mi corrida encantada mientras recordaba la imagen de sus nalgas rebotando contra mis huevos.


Descargar Vídeo