Mi prima siempre ha sido una guarra consentida que hace todo lo posible para conseguir dinero, y si tiene que poner el coño lo hace sin ningún problema. Por eso me aprovecho de sus épocas en donde sin un duro, por 10 miseros euros me pega unos polvos que me dejan seco, pero es que vale mucho la pena probar el coño de mi jovencita prima por que es tan atenta a su trabajo que es capaz de dejarme seco de una sola chupada con tal de ver los 10 euros.