Cada vez que llamo a mi prima del pueblo siempre viene la pobre corriendo por que sabe lo que le espera, pensándose que nunca va a conocer un chico se aprovecha de mi polla y eso lo aprovecho cada vez que viene a la ciudad, por que tanto su coño como su culo han sido cabalgados por todas las pollas del pueblo, así que le caben perfectamente mis dedos a través de su culo y tiene un arte para comer pollas que solo ella sabe.