Cuando por primera vez vi a mi padre follar a mi hermanita, me dio mucha cólera pero al pasar al rato veía que su carita de mi hermana estaba  gozando con la polla de mi padre adentro de su culo, entonces me di cuenta que la cólera era que yo deberia estar en su lugar follandola, pero ahora es todo diferente porque ya tengo a mi hermana en cuatro patas para mí.