El es un gordo peludo que tiene como prisionera a su propia hija, que cada vez que su madre se va de viaje le trata como su puta individual, follandola cada vez que le plazca y que le mame la polla hasta tragarse toda le leche como toda una niña buena, que padre para mas cabron de follar a su hija, pera a ella le encanta tener el sabor y grosor de su polla en su boca y culo.