Ya desde joven sospechamos que mi hermana era lesbiana, pero como en aquel entonces eso no estaba bien visto y se consideraba una enfermedad. El problema es que creo que mi hermana se ha enamorado de mi mujer. Y, para colmo, creo que a mi mujer también le pone hacérselo con ella.

Así que instalé cámaras en la habitación para vigilarlas cuando yo estaba ausente, cual fue mi sorpresa cuando en una de las grabaciones me encontré con este vídeo donde las muy zorras se lo montan salvajemente a mi costa ayudándose del alijo de consoladores de mi hermana. Acaban de confirmar mis sospechas y ahora no sé si dejar a mi mujer o aprovechar la ocasión y follármelas a las dos.