Reconozco que mi hermano es un cabrón por que siempre me ha utilizado para disfrutar él y sobre todo usar mi coño para disfrutar como un cerdo cuando le venía en gana. Un día vino con un amigo a casa mientras nuestros padres no estaban y comenzaron a beber como unos cosacos, invitándome a mi también y que acepte por que se estaban divirtiendo. Cuando me tuvieron completamente borracha hablaron de lo salvaje que sería tener dos pollas para mi sola, provocando una excitación en mi en parte por el alcohol y que finalmente me convenció para irme a la cama y desnudarme a la espera de que los dos reaccionaran, por supuesto respondiendo al momento y dejándome sus dos pollas para hacerme disfrutar a sabiendas de que todo había estado premeditado por mi hermano que quería probar un trío con su hermana y su amigo para cumplir una de sus fantasías sexuales.