Hacía bastante calor por lo que salí a refrescarme a la piscina un rato, pero me encontré con que mi tía estaba en el jacuzzi refrescándose y que iba un poco borracha así que decidí dejarlo para otro momento, pero ella me dijo que me acercará sorprendiéndome de que estuviera completamente desnuda, la cosa comenzó a calentarse cuando saco mi polla y comenzó a chupármela por lo que me la lleve dentro de casa para follarme su coño peludo y demostrarle que su sobrino ha crecido.