Mi colega y yo íbamos tan borrachos que decidimos ir a casa para terminar la noche allí echando unos vicios a la consola y vi que mi madre estaba en el sofá. No se por que me surgió la magnifica idea de follárnosla por que como hacía tiempo mi padre nos había abandonado supondría que le gustaría, así que la desnudamos medio dormida y comenzamos a follárnosla hasta llegar al punto de que le termino gustando. Lo raro fue al día siguiente encontrarme a mi madre con una sonrisa de oreja a oreja y muy contenta por que había soñado que le daban una alegría.