xxxxEsta jovencita tiene un corazón que no le cabe en el pecho, ya que todos los domingos, cuando no tiene que trabajar en un “PullandBear” decide visitar a los viejos abandonados de la residencia de su pueblo, y entabla serias conversaciones con ellos para hacerles los últimos días de su vida más amenos. El colmo llegó el último día que la chica estuvo en la residencia, que decidió por su cara bonita, follarse a uno de los viejos moribundos…

Etiquetas: