Dos hermanos japoneses que estuvieron festejando el cumpleaños de ella se pusieron a tomar licor toda la noche, en donde la japonesita se emborracho y su hermano cabron la lleva a su cuarto, y al ver sus bragas mojadas comenzó a meterle su dedito y sentir lo caliente que era la vagina de su hermana y hasta se animo de meterle lengua…Qué rica vagina y culito!!