entrada_555 Mi prima y yo habíamos ido al bosque con la clara intención de pegarle un buen polvo gracias a que después de un tiempo coqueteando con ella, termino aceptando probar mi polla, pues sabía que siendo de pueblo y con su fama de guarra a cuestas tendría la curiosidad de probar una polla, aunque fuera de su primo. Lo mejor fue que le dijimos a su novio que íbamos a comer con mis padres, y el pobre acepto resignado no poder venir sin ni siquiera imaginarse que en verdad estaba cerca del río comiéndole el coño y preparandome para pegarle una buena follada a expensas de que aunque fuera considerado incesto.


Descargar Vídeo