Nuestra hermanita siempre ha sido la chica buena de la familia, la que siempre ha ayudado a nuestros padres y que finalmente ha terminado ayudando a sus dos hermanos prestando su coño para nuestra necesidad. Desde que le dejo el novio ha tenido que volver a casa y esta embarazada, algo que nos deshonra pero que a la vez lo utilizamos para disfrutar ya que cuando nos apetece la llevamos a la cama y nos la follamos entre los dos hermanos viendo como su coño peludo va a llenarse de lefa y cuando terminemos su boca también rezumara semen por todos lados.