entrada3Aquellas vacaciones iban a ser inolvidabes para su mujer a la que le había preparado una grata sorpresa. Él tenía la fantasí de verla follar con otro hombre, así que llamó a su hermano para que fuera el afortunado de follársela en su mansión de verano. Él miraba como su mujer se retorcía de placer y follaba extasiada y a la vez se sorprendía de lo guarra que se comportaba su mujer cuando follaba con otro.