Sabía que la única manera de follarme a mi hermana era encontrando algo con que chantajearla, algo lo suficientemente bueno que me diera la oportunidad de disfrutar de un buen polvo, aunque se que mi hermana no tendría problemas debido a su alto libido y la de pollas que consumía a la semana. Cuando encontré un vídeo porno en su PC de ella tirándose a uno de mis amigos me planteo la situación perfecta para poder disfrutar de su chochito. Le enseñe el vídeo y se quedo estupefacta diciendo que me mataría si lo sabía alguien mas, planteándole una solución muy sencilla. Si follábamos el vídeo quedaría aletargado y no saldría a la luz, de lo contrario me matase o no todo el mundo sabría lo guarra que es; se desnudo en un momento y me puso a la vista su coño depilado propiciando por fin la ejecución de mi fantasía erótica.